Actualidad Internacionales

Más de 1,5 millones de damnificados por inundaciones en el centro de China

COMPARTIR

Panorama Internacionales. Las autoridades chinas han intensificado las medidas de emergencia en respuesta a las graves inundaciones que han asolado la provincia central de Jiangxi y que han dejado 1,56 millones de damnificados hasta la noche local del jueves.

Los departamentos de inundaciones y alivio de la sequía de Jiangxi informaron del colapso de viviendas pertenecientes a 43 familias y de la inundación de más de 160.000 hectáreas de terreno agrícola, informó este viernes la agencia oficial Xinhua.

Las pérdidas económicas directas se estiman en unos 1.860 millones de yuanes (255 millones de dólares o 236 millones de euros).

Las autoridades activaron una respuesta de emergencia de nivel IV y el Gobierno central envió un equipo para guiar y asistir a los gobiernos locales en las labores de socorro y rescate, con el objetivo de garantizar las necesidades básicas de los residentes afectados.

Las persistentes lluvias torrenciales han provocado que se espere que los niveles de agua en los tramos medio e inferior del río Yangtsé (centro y este del país), el más largo de China y el tercero del mundo, así como en los lagos Poyang y Dongting, continúen en aumento.

El Ministerio de Gestión de Emergencias de China reveló esta semana que el país se enfrenta a un incremento en el riesgo de desastres naturales para el mes de julio y a una «situación grave y compleja» por entrar en el período de inundaciones.

Las áreas del este, centro, suroeste y noroeste del país podrían enfrentarse a un alto riesgo de desastres geológicos, mientras que, en las regiones septentrionales y nororientales de Heilongjiang y Mongolia Interior, la posibilidad de incendios forestales será elevada.

En algunas zonas del sureste del este, sur del centro y norte del sur de China, podrían registrarse sequías, advirtió la institución.

En las últimas semanas, las fuertes lluvias han causado la evacuación de cientos de miles de personas en provincias como Anhui (este) o Cantón (sureste).

En los últimos veranos, los desastres meteorológicos han causado estragos en el gigante asiático: los meses estivales de 2023 estuvieron marcados por inundaciones en Pekín que dejaron más de 30 muertos, mientras que, en 2022, diversas olas de calor extremo y sequías azotaron el centro y el este del país.

En julio de 2021, precipitaciones de una intensidad inédita en décadas dejaron casi 400 muertos en la provincia central de Henan, que el Ejecutivo chino achacó a una «falta de preparación y de percepción de riesgo» por parte de las autoridades locales.

© 2024 Panorama
To top