Actualidad Justicia

Yennely había cambiado su orientación, la existencia de un novio pudo desatar la ira de su asesina

COMPARTIR

Panorama Justicia.- Mañana sábado a las 11:00 de la mañana, el Tribunal de Atención Permanente de Cotuí, en la provincia Sánchez Ramírez, será la audiencia para dictar medida de coerción contra Ammy Hiraldo Peña, de 21 años de edad, acusada del asesinato a puñaladas de su amiga, Yennely Andreyna Hilario Duarte, de 18 años, en un trágico suceso ocurrido en la misma localidad.

La presunta autora del crimen, tras entregarse a las autoridades policiales el pasado jueves, habría confesado haber cometido el acto por motivos pasionales. El cuerpo de Yennely fue descubierto en matorrales de una finca en el distrito municipal de Quita Sueño en Cotuí. Los forenses, al examinar el cadáver, determinaron preliminarmente que la víctima recibió al menos 15 heridas de arma blanca en diversas partes del cuerpo.

La madre de la víctima reveló que Yennely vivía con su abuela desde hacía cuatro meses, debido a que ella había comenzado a trabajar como seguridad en el nuevo monorriel de Santiago. Además, señaló que desconocía los verdaderos motivos del crimen, pero confirmó la orientación sexual de su hija y su relación sentimental con la acusada, quien aparentemente decidió cambiar de preferencia sexual y tener una relación con un novio en Estados Unidos.

La madre expresó su desconcierto por la actividad en la cuenta de Facebook de su hija después de su fallecimiento.

Conmocionada, la madre instó a que se esclarezca la verdad y se investigue a fondo cualquier otra posible implicación en el crimen de la joven de 18 años.

© 2024 Panorama
To top