Actualidad Internacionales

Desaparece helicóptero y mandatario iraní tras “aterrizaje forzoso”

jefe de Estado de Irán, Ebrahim Raisi
COMPARTIR

Panorama Internacional. El helicóptero que transportaba al jefe de Estado de Irán, Ebrahim Raisi, se encuentra en paradero desconocido tras realizar un “aterrizaje forzoso” en el noroeste del país y crece la incertidumbre sobre el estado del mandatario y la comitiva de altos funcionarios que lo acompañaba.

Raisi viajaba por la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental. La televisión estatal dijo que el incidente ocurrió cerca de Jolfa, una ciudad en la frontera con la nación de Azerbaiyán, a unos 600 kilómetros al noroeste de la capital iraní, Teherán. Más tarde, la televisión lo situó más al este, cerca del pueblo de Uzi, pero los detalles siguieron siendo contradictorios.

Raisi conversando con los residentes de la aldea de Kalalah, en una de las últimas fotos que le fueron tomadas antes de subirse al helicóptero.

Viajaban con Raisi el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, el gobernador de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, Malek Rahmati, y otros funcionarios, informó la agencia estatal de noticias IRNA. A bordo también se encontraba el ayatolá Al-Hashemi, Imam de la Mezquita de Tabriz.

Las autoridades no han explicado la causa del “aterrizaje forzoso” y han puesto en marcha una operación para localizar el aparato en el que viajaban el jefe de Estado y los otros altos cargos del país, sin éxito hasta ahora debido a la situación climatología adversa.

La Media Luna Roja reportó que en medio de las operaciones tres socorristas desaparecieron.

Un funcionario del gobierno local utilizó la palabra “estrellado” para describir el accidente, pero reconoció a un periódico iraní que aún no había llegado al lugar. Sin embargo, hasta el momento la República Islámica no emitió ningún comunicado oficial sobre el accidente ni el estado de Raisi.

Ni IRNA ni la televisión estatal ofrecieron información sobre el estado de Raisi, pero un funcionario iraní dijo que las vidas del presidente y del canciller “corren peligro tras el accidente”.

“Seguimos teniendo esperanzas, pero la información procedente del lugar del accidente es muy preocupante”, declaró a Reuters un funcionario iraní.

En medio de la incertidumbre, los partidarios instaron a la población a rezar por el mandatario. La televisión estatal emitió más tarde imágenes de fieles rezando en el santuario del Imán Reza, en la ciudad de Mashhad, uno de los lugares más sagrados del islam chií.

“El estimado presidente y compañía estaban de regreso a bordo de unos helicópteros y uno de los helicópteros se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso debido al mal tiempo y la niebla”, dijo el ministro del Interior, Ahmad Vahidi, en comentarios emitidos por la televisión estatal. “Varios equipos de rescate están de camino a la región, pero debido al mal tiempo y la niebla podrían tardar en llegar al helicóptero”.

Y añadió: “La región es un poco (accidentada) y es difícil establecer contacto. Estamos esperando a que los equipos de rescate lleguen al lugar del aterrizaje y nos den más información.”

Los equipos de rescate intentaban llegar al lugar del siniestro, según la televisión estatal, pero las malas condiciones meteorológicas estaban dificultando las operaciones.

Veinte equipos de rescate y ocho perros han sido enviados para encontrar el helicóptero, según las autoridades de emergencias. Un helicóptero de emergencias no pudo aterrizar en la zona debido a la espesa niebla y tuvo que regresar, según un portavoz de emergencias.

Se había informado de fuertes lluvias y niebla con algo de viento y un video de la tv iraní mostró a equipos de rescate rastrando la zona del accidente en medio de una espesa niebla. IRNA calificó la zona de “bosque” y se sabe que la región también es montañosa.

El jefe de la Organización de Socorro y Rescate de la Media Luna Roja, Babak Mahmoud, dijo que “se enviaron drones de rescate al lugar del accidente”, informó la agencia Tansim.

Raisi había estado en Azerbaiyán a primera hora del domingo para inaugurar una presa con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev. La presa es la tercera que ambas naciones construyen en el río Aras. La visita se produjo a pesar de las frías relaciones entre las dos naciones, entre otras cosas por un ataque con armas de fuego contra la embajada de Azerbaiyán en Teherán en 2023, y las relaciones diplomáticas de Azerbaiyán con Israel, que la teocracia chiíta de Irán considera su principal enemigo en la región.

Tras difundirse la noticia del posible accidente, Aliyev se dijo “seriamente preocupado”.

“Nuestras oraciones a Dios Todopoderoso están con el presidente Ibrahim Raisi y su delegación acompañante. Como país vecino, amigo y hermano, la República de Azerbaiyán está dispuesta a brindar todo tipo de apoyo”, escribió en X.

© 2024 Panorama
To top